cargando

Mostrando {{libos_busqueda.length}} resultados

{{libro.titulo}}
{{libro.autores}}
Idioma: {{libro.idioma}}
ISBN: {{libro.codigo_barras}}
Categoría: {{libro.categoria}}
Editorial: {{libro.editoriales}}
$ {{libro.precio | currency:""}} $ {{libro.precio_venta | currency:""}}
{{libro.titulo}} {{libro.titulo}}
{{libro.autores}}
Idioma: {{libro.idioma}}
ISBN: {{libro.codigo_barras}}
Categoría: {{libro.categoria}}
Editorial: {{libro.editoriales}}
$ {{libro.precio | currency:""}} $ {{libro.precio_venta | currency:""}}
Resultados filtrados por: {{libros_filtro_texto.substr(0, (libros_filtro_texto.length)-2)}}

{{libro.titulo}}
{{libro.autores}}
Idioma: {{libro.idioma}}
ISBN: {{libro.codigo_barras}}
Categoría: {{libro.categoria}}
Editorial: {{libro.editoriales}}
$ {{libro.precio | currency:""}} $ {{libro.precio_venta | currency:""}}



ARTHUR: EL PERRO QUE ATRAVESO LA JUNGLA
LIMDNORD MIKAEL
Idioma
ESPAÑOL
ISBN
9788490609798
Categoría
Animales
Editorial
LA ESFERA DE LIBROS
Precio
$ 30.00

Encontrar a Arthur y llevármelo a casa es lo mejor que he hecho».Cuando has de correr 700 kilómetros por junglas y montañas de Sudamérica, lo último que necesitas es un perro callejero siguiéndote. Pero eso es exactamente lo que le ocurrió a Mikael Lindnord, capitán de un equipo sueco de raids de aventura, después de lanzarle una albóndiga a un chucho desaliñado pero digno. Cuando el grupo partió, el perro los siguió. Trataron de perderlo, pero él se negó a abandonarlos. Y Mikael pronto se dio cuenta de que tampoco quería que lo hiciera.


RESEÑA

ARTHUR: EL PERRO QUE ATRAVESO LA JUNGLA

Encontrar a Arthur y llevármelo a casa es lo mejor que he hecho».Cuando has de correr 700 kilómetros por junglas y montañas de Sudamérica, lo último que necesitas es un perro callejero siguiéndote. Pero eso es exactamente lo que le ocurrió a Mikael Lindnord, capitán de un equipo sueco de raids de aventura, después de lanzarle una albóndiga a un chucho desaliñado pero digno. Cuando el grupo partió, el perro los siguió. Trataron de perderlo, pero él se negó a abandonarlos. Y Mikael pronto se dio cuenta de que tampoco quería que lo hiciera.